Santiago, 20 de septiembre de 2014
 

Diario El Mercurio
Sección Cartas al Director
 

Referéndum en Escocia

Está claro que una decisión tan importante como la independencia no se puede declarar por mayoría simple. Si en Escocia el SI hubiera ganado por pequeño margen, el país quedaría dividido entre los condados donde ganó el SI y donde ganó el NO, lo que generaría serios problemas de gobernabilidad, similares a los que hoy tiene Ucrania.

Estas decisiónes se tienen que tomar con apoyo de mayorías calificadas similares a las necesarias para reformar una Constitución, ya sea de 2/3 (66%)  o al menos de 3/5 (60%). También sería conveniente no decidir el asunto en una sola elección, sino en dos separadas por algunos años.

Ojalá los independentistas catalanes tomen nota de estas consideraciones.

Eduardo Vila-Echagüe C.